GRACIAS



Gracias. Sí, a ti. Porque si has llegado hasta aquí y estás leyendo esto quiere decir que te importo, y en esta carrera de obstáculos cualquier apoyo es de agradecer. Y por eso te dedico a ti esta primera entrada del blog. Porque en el escenario solo existen tú, tu voz y tus pensamientos, y los tres deben estar muy bien entrenados para que el resultado sea el que tú quieres, el que tu voz busca y el que tus pensamientos (que no siempre trabajan a tu favor) te permitan. Y todas las personas a las que les importas, que han aportado y aportan a tu desarollo personal y profesional son partícipes y co-responsables de todo lo que ocurre en la soledad del escenario.

En mi caso han sido muchas personas las que me han aportado, enseñado e influenciado para ayudar a conseguir lo poco o mucho que he podido llegar a lograr hasta ahora. Y como sería imposible nombrarlas a todas, en esta primera entrada del blog quisiera citar a mi decálogo, a mi círculo de apoyos indispensables en los que confío y he confiado ciegamente y sin los que nada habría sido posible, sigamos o no actualmente en contacto:

Gracias mamá y papá por ser el mayor pilar de mi vida, el que siempre está ahí pase lo que pase, el que no flaquea y el que me ha ayudado en cada uno de los pasos que he dado. Sin vosotros nada podría haber sido posible.

Gracias Noe por compartir tantos momentos de infancia y juventud, juegos, riñas, confidencias… Ahora que estás viviendo tu sueño no puedo sentirme más orgulloso de haber dado contigo tus primeros pasos en el escenario. Eres ya muy grande y vas a ser ENORME.

Gracias Elisa por cruzarte en mi camino y enseñarme tanto de la vida, el canto y el amor. Vas a conseguir tantas cosas, que estoy deseando acompañarte siempre en tu camino. Juntos somos invencibles.

Gracias Víctor, Vitrín, Tororeto… Mi record de amistad, mi terapia contra el mal humor, mi maestro de la risa, de la amistad y de las cosas bien hechas (y de conducir!)

Gracias Paco por tantas horas compartidas de charla, juegos, tenis, gimnasio, viajes o simplemente ver pasar el tiempo. Gracias por cada navidad y cada verano, por tu sinceridad y tu saber escuchar, no sé qué haría sin ti.

Gracias Elena por quererme tanto y apoyarme siempre en todo lo que hago sin callarte una crítica o un «ande vas con eeso?«. He aprendido mucho contigo, te admiro y sé que siempre vas a estar ahí.

Gracias Virgy por nuestros años de conservatorio, de bodega y de dúo. Has sido siempre un referente artística y personalmente.

Gracias Carlos por tu admiración incondicional, yo siempre te admiraré a ti por ser tan único y auténtico.

Gracias Sara, Mariángeles y Javier, por darme la primera oportunidad, por creer en mí y enseñarme a caminar cuando ni siquiera sabía gatear. Y gracias Pablo y María José por ser mis pilares musicales durante tanto tiempo. Siempre seréis parte de esto.

Gracias David por tu generosidad, tus clases, tu impagable ayuda durante mi año en Valencia y todos los demás. Me hiciste conocer mi voz y llevarla a donde nunca pensé que llegaría y sentaste las bases de lo que ahora sigo construyendo. Te considero maestro entre maestros y siempre que pueda volveré a ti para no perder el buen camino.

Y como bonus track quisiera dar las gracias a todo el equipo de la International Opera Academy, comenzando por Guy por confiar en mi desde el principio, hasta mis compañeros y amigos Diana, Mario, Benoît, Lissa… pasando por grandes profesores como Hein, Dietrich, Magda, Deborah, Sabrina… que han aportado tanto a mi formación y a construir lo que ahora soy, así como a mis antiguos compañeros de la Orquesta Kronos de Salamanca, Carlos, Juli, Cris, Rodo, Keka, Sheila, Fátima… donde aprendí a enfrentarme al público y al escenario en dos años maravillosos que siempre recordaré con mucho cariño. Mención especial a mis compañeros del Coro de Extremadura y el Coro Ars Nova, por darme la oportunidad de aprender tanto con cada proyecto y donde conservo a grandes amigos.

Esta lista es muucho más grande y quedan fuera amigos, profesores e instituciones que han formado parte de mí, pero a partir de ahora tendré tiempo y este blog! para no dejar de agradeceros a todos tantas cosas, para compartir con vosotros cada uno de mis pasos y para seguir creciendo juntos.

¡GRACIAS!

¿Te ha gustado el post? ¡Gracias por compartir!